21 diciembre 2006

ACLARACION


ANTE LA OLA DE CONFUSIONES
Gallina se nace, no se hace
Tras la forma increíble en la que Boca perdió el campeonato, surgieron comentarios en los que se decía que "ahora Boca es la gallina del Fútbol Argentino". Es cierto, la manera en la que Boca perdió el torneo nos retrotrae a muchísimos momentos en la historia de River, pero de ahí a que el apodo cambie de vereda... Quienes son las gallinas bien ganado lo tienen, porque así nacieron. Repasemos un poco cómo son las cosas.
El 20 de mayo de 1966 River pierde la final de la Copa Libertadores de América frente a Peñarol de Montevideo en el estadio Nacional de Santiago por 4-2. Estaba ganando 2-0, su arquero Amadeo Carrizo canchereó, apareció la garra uruguaya y en el siguiente partido, en cancha de Banfield por el torneo local, recibieron a River con "gallinas". Pseudo periodistas, pseudo hinchas y pseudo personas quieren manipular la historia y hacen creerle a la gente que "esta campaña de Boca merece el mote de gallinas mucho más, porque aquello del '66 fue sólo un partido". Es la misma gente que dice que la Intercontinental es un partido pedorro y el torneo local son 19 partidos mucho más complicados. Los mismos que dijeron que este torneo debía suspenderse al no poder pelearlo a la par de Boca (miren el ejemplo de Estudiantes que se calló la boca y lo ganó en la cancha)
Vamos a poner las cosas en su lugar. Lo de aquel River'66 fue la acumulación de unos cuantos hechos que se le venían dando para llegar a esa "frutilla en el postre" que fue la derrota por la Libertadores. El último logro oficial de River había sido en 1957, luego hizo campañas mediocres. En 1960 volvió a pelear el campeonato, pero quedó 2 puntos abajo de Independiente.
En 1962 llegaba al final del torneo en la punta junto a Boca. Lo enfrentó en La Bombonera, y perdió 1-0 (el día del famoso penal atajado por Roma a Delem) quedando la punta sólo para Boca que en la fecha siguiente fue campeón.
En 1963, River peleaba el torneo con Independiente. Faltando una fecha ambos estaban igualados en puntos. Boca le gana a River en el Monumental 1-0 y le arruina el festejo, el Rojo fue campeón.
En 1964, River quedó tercero pero fue el gran invitado a la fiesta de Boca: el 29/11 en La Bombonera se dio la vuelta olímpica ante el equipo de Nuñez
En 1965, River lideró gran parte del torneo pero faltando dos jornadas pierde en La Boca 2-1, partido clave que significaría una nueva consagración del azul y oro.
En 1966, ya con 9 años sin festejos, River logra el doblete: subcampeón Argentino (detrás del Racing de José) y subcampeón de América (la comentada final con Peñarol. Cabe recordar que los hinchas de River tras esa derrota pusieron un cartel: "se vende gallinero por falta de huevos").
En el Nacional 1967 River faltando 4 fechas para el final estaba un punto abajo de Independiente. Tenía que enfrentarlo de local y también allí jugaba con Boca. Perdió los dos clásicos de local, más los otros partidos (ante Vélez y Estudiantes) y se despidió del torneo. Nunca antes había perdido cuatro partidos seguidos.
En el Nacional 1968, quedan igualados en el primer puesto Vélez, Racing y River. Definen en un triangular que termina ganando el equipo de Liniers. River otra vez con las manos vacías.
En el 69, sufren dos grandes frustraciones. Otro equipo "virgen" le gana a los de la banda: Chacarita lo golea 4-1 en cancha de Racing y gana el Metro. A fin de año, Boca empata 2-2 en el Monumental y da la vuelta ganando el Torneo Nacional. River otra vez segundo.
En 1970, por el Metro, cuando River tenía prácticamente asegurado el título, se le escapa en la última fecha y encima por un gol de diferencia. Independiente es campeón. Y River logra un récord que nadie jamás igualó: tetrasubcampeón. Nacional 68, Metro y Nacional 69 y Metro 70. Nunca nadie salió 4 veces seguidas segundo.
En el Nacional 1972, perdió la final del campeonato frente a San Lorenzo en cancha de Vélez.
En 1975 logró terminar con la serie de 18 años sin salir campeón. De los equipos grandes, Racing estuvo 35 años, San Lorenzo 21, Independiente 12 y Boca 11. River además disputó 25 campeonatos locales y 4 Copas Libertadores en ese tiempo, sin ganar nada.
En 1976, en la única final mano a mano entre Boca y River en toda la historia, jugaron en Racing para definir el campeón Nacional y... el campeón fue Boca! Ese año, también perdieron la Libertadores, frente al Cruzeiro.
En 1978 perdieron la final del Nacional ante Independiente. Ese año Boca ganó la Intercontinental y la Libertadores (por segundo año consecutivo).
En 1984 pierden la final del Nacional frente a Ferro. 3-0 en Nuñez y 1-0 en River.
En los años '90 estuvieron geniales. Ganaron los torneos Apertura 93 y 97 empatando 1-1 con Argentinos y el Apertura 99 empatando 2-2 con San Lorenzo, todos en partidos por lo menos cuestionables. Así y todo, perdieron una final increíble en la Supercopa 1991, habían ganado de local 2-0 y perdieron en Brasil 3-0. También se les escapó la Intercontinental 1996 frente a la Juventus, lo bailaron pero la sacó barata: 1-0, gol de Del Piero. Se cumplen apenas diez añitos.
En el Apertura 2000, luego de que Boca viniera con la Intercontinental desde Japón, el equipo xeneize perdió dos partidos y le dio a River una chance inmejorable de ganar el torneo. Empató de local 1-1 con Huracán y las cosas quedaron como antes, Boca fue campeón en un año fantástico en el que había obtenido la Libertadores en donde también lo eliminó.
En el Clausura 2001 le llevaban 8 puntos de ventaja a San Lorenzo cuando lo vencieron en el Bajo Flores. Sin embargo, los azulgranas lograron el torneo. Mientras Boca lograba su segunda Libertadores seguida, por segunda vez en la historia. A fin de año pierden el Apertura con Racing, que hacía 35 años que no daba una vuelta. Y logran de esta manera el trisubcampeonato.
Sin dudas, entre los '90 y los 2000 el gran bochorno de River fue su experiencia copera, pero para eso pueden visitar la sección RIVERgüenza Nacional
El último título local de River (y el último en general, ya que no ganaron nada desde ahí) fue en 2004, cuando empataron 1-1 (cuando no!) ante Atlético Rafaela en el Monumental. Ese año, como tantos otros, su objetivo era la Libertadores, pero en su estadio y sólo con público local, quedan eliminados ante Boca. También en 2004 Boca gana la Copa Sudamericana, que repetiría en 2005, otra vez ganando dos copas internacionales seguidas.
Este ha sido un breve repaso por algunas de las campañas de River en su historia. Para poner en contexto el por qué de la gallina. River sufrió aquella derrota contra Peñarol en medio de una larga racha sin que pudiera ganar títulos. De ahí, que esa marca les quedara para siempre. Boca perdió un campeonato en forma increíble luego de ganar 5 torneos oficiales consecutivos, luego de una década plagada de éxitos de todo tipo (local, continental, mundial). Boca de esta derrota se va a reponer y quedará en el olvido. A River todavía le duele el año que esta llegando a su fin, porque terminaba en "6" y eso le garantizaba una final en la Libertadores. Es una lástima. Tampoco se entiende bien cuando se enorgullecen del apodo de "gallinas". Entonces, ¿nos están elogiando? Porque si hoy en día River toma el mote como un símbolo propio (vaya uno a saber de qué, pero símbolo al fin), ¿¿¿qué sentido tiene llamar a su eterno rival de la misma manera???. Algo no queda claro, pero forma parte de las propias contradicciones en las que caen desde que nacieron y quizá debamos comprenderlos. Lo que está claro es que Boca perdió un campeonato en la forma que River en su larga historia ha demostrado perder: como gallina. Pero la esencia de Boca no se pierde en un torneo, de la misma manera que cuando River llegue a ganar un título internacional de visitante, frente a un grande y poniendo huevos en la adversidad, no habrá sepultado para siempre el estigma de ser gallina. Contra la esencia no se puede luchar, y si cada uno tiene su estilo de vida que lo caracterizó por siempre, un momento malo no cambia lo que uno es.
El 2006 le reportó a Boca un campeonato local y una copa internacional. ¿Y a River?
Fuente:
www.hijosnuestros.com

2 comentarios:

hijos nuestros dijo...

IMPECABLE

hijos nuestrso dijo...

Las gayinas no tienen verguenza de hablar de nosotros